Archivo por meses: abril 2016

EL REICH ANIMALISTA: POR ANDRES CALAMARO PARA ABC

ANDRES CALAMRO ENTREVISTA

El Famoso canta-autor argentino, Andrés Calamaro, escribió en ABC un interesante artículo sobre la Tauromaquia, como fiel artista e intelectual que defiende al Toro Bravo de los embates anti taurinos tan de moda hoy en día y tan ignorantes en sus argumentos. Aquí esta maravillosa reflexión del maestro Calamaro para ABC:

Es complicado entender por qué tanta gente odia (literalmente) a los aficionados taurinos, toreros, banderilleros y otras profesiones relacionadas con el mundo del toro. Yo no creo que responda a cuestiones humanitarias, porque un buen número de estos individuos se permiten pensamientos sanguinarios: odiar y -como quien no quiere la cosa- andar pregonando que aficionados y toreros merecemos todo tipo de castigo divino, incluso cierta clase de empalamiento horrible.

Supongo que no desean a los cocineros una muerte terrible, hervidos en agua caliente o calcinados sus cuerpos a la parrilla ni al calor de los fogones; y este no es un detalle menor, porque España y el mundo están sembrados de restaurantes donde se guardan refrigerados -para ser espléndidamente comidos- un importante número de restos de animales mamíferos y pescados. Sin embargo la gastronomía, que involucra permanentes escenas de matanza y descuartizamiento, está muy bien vista. El auge de su prestigio incluso deja en evidencia una cierta pereza (u holganza) intelectual interesante.

Habitamos en un mundo que da la espalda a la lectura en beneficio de la televisión. Un mundo que ignora la pintura y la escultura en favor de los deportes televisados o el consumo frívolo; que olvida la ópera y el teatro, pero vive absorto ante una pequeña pantalla portátil (entre otros muchos ejemplos diarios de lo que es la vida moderna). Es un mundo que fácilmente se entrega a una corrección política entre comillas y para haraganes; que puede permitirse el «factor desprecio», el odio inquisitorial, una tormenta de opiniones irresponsables y reaccionarias, de deseos imperdonables. También se permiten mirar a otro lado mientras el mundo se desangra en una desigualdad inestable, que mata de hambre en las guerras o en las paupérrimas barcas del exilio forzado: se permiten demasiado y, al mismo tiempo, demasiado poco.

Creo no equivocarme si considero que este fenómeno no es más que ignorancia desatada, incluso en ámbitos universitarios afines a la intolerante abolición. El Reich animalista se considera además a sí mismo el protagonista permanente de una buena acción solidaria, curiosamente humanista o rabiosamente animal. Sin embargo, desnuda un bestialismo intolerante, una profunda pereza intelectual y un peligroso desapego por la sensibilidad correcta, por la vida satisfactoria y la natural tolerancia que impone la convivencia. Exhibe un desorden de valores altamente temerario, o francamente ridículo.

Es frecuente invocar la excusa de la legalidad moral de la matanza alimentaria apelando a que «sirve para alimentarse». Servidor duda que las langostas (cocidas vivas en agua hervida), el caviar o el faisán -o mismamente los vacunos sacrificados- estén alimentando a un mundo hambriento. Desde hace siglos la mayoría se malalimenta con productos no cárnicos, digamos arroz acompañado por ocasionales pedacitos de pescado, chorizo o una carne barata. Proteínas, las justas. La justificación alimenticia de la masacre de las carnes ofende a la razón.

En Argentina la ingesta de carne es un ritual de amistad, celebración familiar y festín para el paladar; no se trata de alimentarse ni paliar el hambre. Otra mala broma de las juventudes animalistas adoctrinadas en Facebook: una familia media malamente puede pagar un asado (barbacoa fetén) por mes, la carne es un lujo. Descartemos esta lobotomía portátil que justifica la escabechina que pone en funcionamiento la industria cárnica y marítima.

Los restaurantes de tres estrellas Michelin parecen no importar un pepino a los muy humanitarios enemigos sanguinarios de las corridas de toros. Creo que estos detractores de los toros, tan llenos de razones como de equivocaciones, responden a una pereza intelectual aguda, agresiva y terminal: no leen libros (aunque existe el caso de universitarios ensoberbecidos de lecturas académicas que nunca se equivocan). Mayormente, mis justicieros viven embutidos en sus teléfonos galácticos y difícilmente leen a diario el periódico -o periódicamente el diario- para formarse una conciencia mínimamente aceptable; y no es que me crea a rajatabla todo lo que leo, más bien se trata de entrenamientos de gimnasia mental para poder opinar con algún fundamento, incluso leyendo entre líneas editoriales.

La tauromaquia no es maltrato de animales, ni asesinato, ni tortura. La tauromaquia es compás, es valor y es respeto por el medio ambiente y por el toro. Es ecológica y sostiene una tradición ganadera ejemplar. Es cultura benigna, porque es la costumbre de las letras de Lorca, de la tinta china de Picasso, de los libros de Hemingway, del texto imperdible de José Bergamín, de la historia contada por Belmonte y Chaves Nogales; es la tauromaquia de Dalí y de aquellos que aman al toro en la plaza, embistiendo con peligro en cada galope. Es arte que ofrece la vida. Es música, color y valor.

Valores, buenas tradiciones. Es pueblo y campo, es ciudad y es algarabía, es encierros y novilladas, es ilusión de niños toreros. Da sentido a la vida de los aficionados y a la vida del toro, el más amado de los animales (con permiso de las mascotas que esperan castradas que les permitan orinar mientras mendigan la atención de los dueños que, a falta de un amor mejor, se retratan con el perro para mostrar la foto en san Valentín). El móvil es el mejor amigo del hombre, el perro es un animal doméstico, que vive castrado sin conocer jamás la vida silvestre. El toro es el animal mitológico que representa la leyenda.

Mientras la humanidad acorrala el hábitat de los animales silvestres construyendo ciudades, caminos, y fomentando cambios climáticos, la tauromaquia protege la ecología sostenible del campo bravo y salva la existencia de la raza y su bravura. Pero la inquisitorial animalista no entiende ni quiere entender que no hay razón alguna que convalide la violación de los derechos humanos. Las juventudes animalistas (no hay edad para celebrar la intolerancia ni la ingesta inapropiada de información demagógica) están en su punto más alarmante de frivolidad y holgazanería. Y el juego político, que ofrece a diario un lamentable espectáculo, menosprecia con demagogia la cuestión para rascar unos votos. No llueve a gusto de todos.

Pero no se puede parar la lluvia y prohibirla resulta una necedad imperdonable, que no se justifica con desinformación rampante, con desprecio por la voluntad de las gentes y su derecho a la libertad, ni para engordar el caldo de puchero de la clase política que atropella flagrante el espíritu del pueblo. ¡Para variar!

CASA TOREROS Y MANUEL ROCA REY SE ADJUDICAN ACHO HASTA EL 2020

CASA TOREROS ACHO.001

Casa Toreros dio su primer paso internacional con Pablo Moreno y Juan Pablo Corona, en alianza con Manuel Roca Rey quien se adjudicó ya la legendaria Plaza de Acho, en Perú, misma que el pasado 30 de enero cumplió dos siglos y medio de vida, es decir, 250 años de existencia, siendo una de las más antiguas del orbe, por lo que la empresa mexicana organizará ya en este 2016 La Feria del Señor de Los Milagros.

El Ganadero Pablo Moreno, recién desempacado de España no abundó en el tema pero se mostró muy contento por el reconocimiento que la noche de este martes, le hiciera La Peña Taurina Autlán de La Grana de Guadalajara a Casa Toreros, por la calidad de encierros, de toreros y de carteles que confeccionaron para el famoso Carnaval de Autlán en este 2016.

Por lo pronto tanto Juan Pablo Corona, Pablo Moreno y Manuel Roca Rey, ya estuvieron haciendo en Sevilla, España, diversas gestiones para ir armando lo que será en este 2016 La Feria del Señor de Los Milagros, donde lógicamente se contará como base de los carteles al joven ídolo peruano, Andrés Roca Rey, junto con una diversidad de diestros españoles y mexicanos que se espera tengan participación en el Perú.

La Plaza de Toros de Acho, en Perú, se comenzó a construir en 1765 y un año más tarde, en 1766 se inauguró a instancias del Virrey Manuel Amat, aunque las obras no se habían terminado del todo, pero su antigüedad data de Dos Siglos y Medio de vida.

Se trata de la plaza de toros más antigua de América y en toda la historia taurina, sólo es antecedida por las españolas de Béjar y Zaragoza; la sevillana de la Maestranza comenzó su construcción con anterioridad –en 1749– , pero se inauguró con posterioridad a la limeña.

La plaza fue fundada el 30 de enero de 1766, pero en 1945 fue remodelada por el ingeniero Francisco Graña Garland, ampliándose su capacidad a 13 000 espectadores, a costa de reducir las dimensiones de su ruedo, que dejó de ser el de mayor tamaño del mundo.

Por el coso del distrito limeño de Rimac han desfilado todas las figuras del toreo, del pasado y del presente.

El 30 de enero de 1766 Pizzi, Maestro de España y Gallipavo efectuaron el paseíllo inaugural en Acho, el edificio se encontraba aún sin finalizar.

El ejemplar que rompió plaza llevaba por nombre “Albañil Blanco” y pertenecía como el resto de las reses a lidiar a la ganadería propiedad del promotor del coso, Agustín Hipólito de Landáburu y Rivera.

PROYECTO CARNE DE TORO GOURMET PODRÍA SER REALIDAD EN ESPAÑA Y MÉXICO

IMG_5341

Traerán propuestas innovadoras como la de comercializar la carne del toro de lidia gourmet
BOLETÍN.- Miércoles 13 de abril de 20 16. SEVILLA. España.- Concluyó la Asamblea Anual de la Unión de Criadores de Toros de Lidia en España, la cual, encabezada por D. Carlos Núñez se realizó en Sevilla y a la que asistió un grupo del Consejo Directivo de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia de México, cuyo presidente es D. Manuel Sescosse.

Esta reunión permitió dar seguimiento a los trabajos y acuerdos que se gestaron durante la Asamblea en México, misma que se llevó a cabo el pasado mes de enero en San Miguel de Allende. Guanajuato.
Durante el máximo evento de los criadores de bravo español, D. Manuel Sescosse, en representación de México, fue invitado a dar unas palabras. Se refirió a los puntos comunes entre estos gremios, así como de la necesidad de seguir tomando acciones en ambos lados del Atlántico para promover la crianza del toro y las diferentes expresiones de la tauromaquia mundial.

Por su parte, la Unión de Criadores de Toro de Lidia de España, anfitriona de esta Asamblea, presentó su reporte anual, aprobó cuentas anuales y presupuestos. Además de resaltar el papel de la Federación del Toros de Lidia, para defender la fiesta y de la Federación de las Asociaciones Ganaderas.
Además los criadores mexicanos de toros pudieron visitar dehesas como la de D. Fermín Bohórquez; la de D. Fernando San Pedro; la de D. Carlos Núñez en la finca Tapana que se ubica en Cádiz y la ganadería Torrestrella fundada por D. Alvaro Domecq.

Cabe destacar que durante una de esas tientas estuvo encabezada por el diestro mexicanos Octavio García “El Payo” quien se este modo recibió apoyo de los criadores españoles y mexicanos previo a su próximo compromiso en la Feria de San Isidro en la plaza Las Ventas de Madrid. En otra de estas participó el peruano Andrés Roca Rey. Asistieron a la corrida dominical de la feria de abril en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

Por otra parte, este lunes 11 en el corazón sevillano, se presentó una conferencia gastronómica, donde los ganaderos mexicanos conocieron el proyecto de carne de toro gourmet, que dirige el chef Mario Sandoval, presidente de la Federación de Cocineros y reposteros de España, poseedor de dos estrellas Michelin.

Este, pretende dignificar la carne de toro de lidia, toda vez que Sandoval ha trabajo por varios años tanto con la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL) cuanto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) haciendo pruebas para generar nuevos usos culinarios y gastronómicas para esta carne, la cual es ecológica, sustentable así como en estrecha relación con el hábitat de las dehesas.

Dicha propuesta resultó de gran interés para los ganaderos mexicanos ya que genera un mercado para la carne del ganado de lidia, toros y desechos por nota de becerras en las ganaderías.
Es por ello que se prevé que la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, establezca en México un capitulo similar de esta iniciativa para beneficio de sus socios.