AGARRON DE ANTOLOGÍA ENTRE CASANUEVA Y MANUEL GUTIERREZ

BvQPnW9CAAA9Ybo CARLOS CASANUEVA 03

Por Roberto VALADEZ PINEDA

Agarrón de antología novilleril hubo este sábado 23 de agosto del 2014 en la Plaza de Toros Del Centenario de Tlaquepaque principalmente entre el hidrocálido, Manuel Gutiérrez, y el tapatío, Carlos Casanueva, tanto así que la gente “salió toreando” y las muestras de agradecimiento hacia ambos toreros no se hicieron esperar al salir del ruedo.

Y es que el pique comenzó cuando en el toro de Manuel Gutiérrez, el hidrocálido realizó una serie de quites que emocionaron al público en Tlaquepaque, pero Carlitos Casanueva no se dejó pisar los terrenos en su propia casa y salió a pegarle unos quites de rodillas al enemigo de Manuel.

Gutiérrez ni tardo ni peresoso volvió a tomar el capote y realizó nuevamente otra tanda de quites que encendieron al tendido y Casanueva respondió una vez más amarrándose los machos como debe ser y tomó el capote por segunda ocasión para bordar quites que pusieron al público literalmente de pie, para pegarse una ovación espectacular a ambos toreros por el agarrón que comenzaron a darse.

Cabe destacar que cuando Manuel terminó tanda de quites, algo le dijo a la distancia a Carlos mientras se acercaba al burladero de matadores de donde Casanueva salió también diciéndole algo verbalmente a Gutiérrez. Nos obstante al terminar las dos tandas de quires por ambos toreros, en donde cerró las mismas Manuel, Carlos Casanueva en un gesto muy torero y caballeroso, fue a levantar la montera de Gutiérrez al centro del ruedo y se la entregó personalmente de mano Carlos a Manuel, para posteriormente fundirse en un abrazo de torería, caballerosidad, respeto pero extrema rivalidad.

Dos orejas el resultado final para Manuel Gutiérrez en ese astado y les advertí en la naración del festejo que Casanueva no se íba a quedar “callado” y cuando le tocó cerrar plaza con el último de la tarde, Casanueva se colocó de hinojos ante la puerta de toriles para iniciar su faena con el ánimo encendido hasta los faroles en el tendido y aunque falló con el acero en su primer intento, ha colocado una estocada entera y en buen sitio que le valió la oreja, se precipitó Carlos sin duda por toda esa adrenalina que brindaron en el ruedo pero se ha llevado un apéndice muy merecido y ha dejado una casta plasmada en el ruedo del Centenario, que seguramente le abrirá muchas puertas más en el futuro inmediato sin duda alguna.

Manuel Gutiérrez y Carlos Casanueva, Carlos Casanueva y Manuel Gutiérrez, GRACIAS EN VERDAD POR ESTA TARDE DE ANTOLOGIA, gracias por su profesionalismo y torería, gracias por una tarde inolvidable y el mejor de los éxitos en sus carreras. Falta mucho que aprender ciertamente, pero mucho que aprender ciertamente también tendrán todos los que en esta profesión quieran estar a la altura de su ímpetu y entrega para ser toreros, oléééééééé por ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *