ROCA REY UN PREDESTINADO A FIGURA DEL TOREO, MADRID RENDIDO A SUS PIES

Roca Rey por la Puerta Grande en su confirmación; oreja para Talavante from Plaza de Toros de Las Ventas on Vimeo.

Andrés Roca Rey, en su confirmación de alternativa, desoreja al sexto, revienta la plaza con una faena llena de emoción y sale por la Puerta Grande. El peruano no perdonó un solo quite y casi en cada acción levantó a los tendidos. Rubricó su faena con una entregadísima estocada de la que salió milagrosamente ileso.

El último en conseguir desorejar un toro en su confirmación fue Alejandro Talavante, en 2007.
Talavante cortó una oreja del quinto, el más complicado de un encierro flojo de Cuvillo y Conde de Mayalde. Talavante le consintió y tragó para cavar metiéndole en la muleta en tandas extraordinarias por el pitón izquierdo. La buena estocada le terminó de dar la oreja.

Sebastián Castella se topó con dos toros que no aportaron interés alguno a la lidia y se fue de vacío.

Un pensamiento en “ROCA REY UN PREDESTINADO A FIGURA DEL TOREO, MADRID RENDIDO A SUS PIES

  1. Gonzalo Ramos Aranda

    EL TORERO ROCA REY

    “Le ha brindado un toro . . . al Rey.”

    Que desto nadie se asombre,
    por que es condición del hombre,
    enfrentarse con la bestia,
    en la más taurina fiesta.

    Confirmación, en “Las Ventas”,
    después de miles de tientas,
    vestido de verde hoja,
    verlo lidiar se me antoja.

    Limeño, serio, sencillo,
    luz del sol que vierte brillo,
    el torero Roca Rey,
    impone su estilo a ley.

    Sus ojos tienen mirada,
    de hambre, de triunfo, alborada,
    la juventud, por delante,
    valiente, de buen talante.

    En las suertes es variado,
    los triunfos ni lo han mareado,
    le gustan los toros “crudos”,
    él los transforma en maduros.

    No perdona ningún quite,
    la quietud sella su cite,
    ningún viento le hace mella,
    al diestro que tiene estrella.

    Que madera tan peruana,
    lo que le pega la gana,
    hace con su tauromaquia,
    arte, alquimia, vuelta magia.

    Astados le tienen miedo,
    el espanto ronda el ruedo,
    “Tortolito”, “Buzonero”,
    recuerdo imperecedero.

    ¡Qué matador tan seguro!,
    tan “chaval” y tan maduro,
    espada de antología,
    la Virgen siempre lo guía.

    Desde niño, consagrado,
    novillero fiel, honrado,
    Andrés, sí tiene talento,
    este “gallo” es un portento.

    Hoy, Madrid, se le ha entregado,
    al torero más osado,
    dos orejas, puerta grande,
    que su ser jamás . . . desande.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Ciudad de México a 13 de mayo del 2016
    Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Deja un comentario