ES UNA TRAGEDIA QUE MARCÓ LA VIDA TORERA DE EL PANA: JOSÉ HUANTE

11049499_711293045674731_7549843881425661162_n

Por ROB VALA / CEO ALTERNATIVA NETWORK

José Huante lleva en la sangre el ser Torero y aunque hoy en día los avíos lo dejó de lado hace varios años atrás, él conoce perfectamente todos los obstáculos que implica la profesión y también lo complicado que resulta a veces asimilar percances como el sucedido a Rodolfo Rodríguez “El Pana” del cual comentó:

“Es un tragedia muy lamentable la que le pasó al Maestro, desafortunadamente los toros no reconocen a quienes los enfrentan, ya sea si tuvieran 18, 25 o 64 años como es el caso del Maestro Pana, es una tragedia que marcó su vida torera, esperamos pronto en Dios que tenga una recuperación hasta cierto punto importante. Sabemos el problema tan fuerte de movilidad que tuvo, obviamente nadie quisiéramos vernos en eso transes verdad”.

El sueño de confirmar en Madrid lo mantenía vivo a Rodolfo Rodríguez pero José Huante lamentó que se diluyera la oportunidad en Lerdo, al igual que su carrera y su salud misma:

“El Maestro tenia el sueño de confirmar su Alternativa en Madrid con la mayor seriedad, desgraciadamente no pudo ser”.

“Todo su afán de querer sobresalir en esta hermosa pero difícil profesión de torero, lo llevó lamentablemente a la plaza de Lerdo donde el destino ya le tenía una mala jugada, ojalá su familia tenga y Dios le de la fortaleza necesaria, puesto que el toreo pierde a un gran matador de toros, sobre todo un torero con mucho misterio y leyenda”.

Justo en este tipo de percances es cuando el anti taurino acecha y embiste, sin embargo son lecciones fuertes de vida que el toreo nos conduce a superar, así que para el Torero en Retiro, José Huante hoy más que nunca hay que respaldar a la Tauromaquia:

“Hay que seguir apoyando la fiesta en éstos momentos tan críticos de la gente anti taurina, esperemos todos siempre cerrar filas para que la fiesta perdure muchos años mas, con la seriedad y profesionalismo que se debe llevar de parte de ganaderos, toreros y afición misma apoyando desde el tendido a quien se juega la vida cada tarde”.

Un pensamiento en “ES UNA TRAGEDIA QUE MARCÓ LA VIDA TORERA DE EL PANA: JOSÉ HUANTE

  1. Gonzalo Ramos Aranda

    EVOCACION A “EL PANA” Y SU GLORIA

    “Allá, en Castilla-La Mancha, hubo chance de revancha.”

    En quijotesco carruaje,
    con su puro, su linaje,
    sarape-saltillo al hombro,
    “El Pana”, provoca asombro.

    Ciudad de Guadalajara
    que, en la piedra, se forjara,
    feria excelsa, nada exigua,
    por la Virgen de la Antigua.

    Plaza llamada: “Las Cruces”,
    coso de fiesta, de luces,
    veterano, buen cartel,
    los toros de Juan Manuel.

    Mano a mano, con “Frascuelo”,
    presagio de serio duelo,
    tarde calurosa, en grada,
    tres cuartos hubo de entrada.

    Expectación tras barrera,
    paseíllo de solera,
    vistiendo con gran decoro,
    traje berenjena y oro.

    Bien bordado, muy taurino,
    arte añejo, cervantino,
    Rodolfo Rodríguez, “Pana”,
    oreja corta en España.

    Su pomo de esencias abre,
    con el sexto de la tarde,
    de número ochenta y tres,
    ¡jolines, coño, rediez!

    “Tocador”, burel castaño,
    clase, fijeza en engaño,
    de mucha movilidad,
    ágil, frágil, liviandad.

    Capote de algarabía,
    genialidad escondía,
    “verónicas” y “faroles”,
    “caleserina”, ¡. . . los oles!

    Tres suertes de banderillas,
    fulgurantes, cual cerillas,
    las dos primeras, al quiebro,
    “par de calafia”, ¡celebro!

    Fin de tercio, gran clamor,
    gente de pie, . . . que primor,
    “El Pana”, no guarda nada,
    vuelta al ruedo, ovacionada.

    Muleta que apergamina,
    pinturera tremolina,
    faena, por los adentros,
    que cimbró hasta los cimientos.

    Derechazos alargados,
    naturales hechizados,
    indescifrable toreo,
    excéntrico regateo.

    Un cambiado, por la espalda,
    ajustado, lo respalda,
    midiendo distancia y tiempo,
    “péndulo”, sin contratiempo.

    Se destapó, en suelo hispano,
    el torero mexicano,
    armando la escandalera,
    logra triunfo de bandera.

    Atisbos de magia, . . . embrujo,
    en el redondel, . . . un lujo,
    ¡viejo “Brujo de Apizaco”,
    la lidia su afrodisiaco!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., 11 de septiembre del 2014.
    Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Deja un comentario